sábado, 1 de diciembre de 2018

HUÉSPED ESPECIAL

UNA PIJAMADA... DIFERENTE

La casa se pone de cabeza, pero se llena de alegría  


Nicolás, mi nieto de tres años vino a pasar la noche a mi casa, llegó cargando su mochila en la espalda y anunciando "Abi, ya vine a dormir contigo, traigo mi pijama y mis juguetes".

Seas o no seas abuelo, estar cerca de un niño, es como tomar una bocanada de aire fresco, una inyección de vitamina, un cocktail de entusiasmo y optimismo, en fin, una experiencia que te mueve y te revitaliza.  

Te platico...  Mi nieto ya es toda una personita y desde que empezó a hablar, no ha parado: comunica todo lo que piensa y lo que quiere, lo que le gusta y lo que no,  Pero su verdadero hit, es preguntar "por qué", y ninguna respuesta es suficiente para él, así que vuelve a preguntar por qué …y por qué…  

Nadie como el abuelo o la abuela, para contestar todos sus porqués, para andar tras él por la casa, tirarse al suelo a jugar, contarle historias fantásticas y relatos que empiezan así: "cuando tu mamá era niña..." 

Sin prisa, sin la tensión que se genera en la relación de autoridad con sus papás, los escuchamos y con nuestra plática empiezan a  descubrir el pasado, el tiempo y sus orígenes.  


Cuando Nicolás se queda callado con el ceño fruncido reflexionando, es preámbulo de una afirmación que pretende ser incuestionable, por ejemplo "mejor me baño otro día y seguimos jugando”. 

Los nietos también son maestros, y he me aquí, en primera fila tomando notas... 


  • Cada mañana despierta con una sonrisa, si se cae llora, pero se levanta y vuelve a correr. 
  • Tiene miedos pero no deja de explorar el mundo y correr riesgos.
  • Cuando algo no le gusta o le incomoda, protesta
  • Cuando juega se concentra con todo su ser en lo que está haciendo.
  • Con todo su ser también, se enoja y un instante después, está riendo.
Sospecho que los niños pequeños saben más que nosotros sobre la vida en instantes...

Y a media noche, también en un instante, Nico se levanta y sale sigilosamente del cuarto, voy tras él en la oscuridad y lo encuentro en la cocina comiendo una galleta y la caja abierta  frente a él...  



2 comentarios:

MISIÓN CUMPLIDA

DESCANSA MAMÁ... Una de esas mujeres de la llamada Generación Silenciosa —las que vivieron en el tiempo dramático de la Gran Depresió...